¿Conoce la "Venecia del Pacífico"?

¿Conoce la "Venecia del Pacífico"?

¿Conoce la “Venecia del Pacífico”?

Entre Hawaii y las Filipinas se encuentra una antigua ciudad llamada Nan Madol, en la isla de Phonpei. Un misterio histórico y una maravilla de la ingeniería que, al día de hoy, sigue desconcertando a los expertos.

En medio del océano Pacífico, habitada por una frondosa selva, se encuentra la enigmática Nan Madol, también conocida como la “Venecia del Pacífico”, pues está erigida sobre casi 100 islotes de piedra y coral creados por el hombre, interconectados por canales estrechos. Asimismo, está rodeada por un dique externo y se compone de varias estructuras megalíticas, cuyo método de construcción aún no se ha descubierto, ya que fueron hechas con unos bloques de basalto (una roca volcánica) que se estima pesan entre 5 y hasta 50 toneladas. Este particular dato pone a Nan Madol junto a los grandes misterios arquitectónicos de la historia como el de las pirámides (Egipto), Tiahuanaco (Bolivia), los móais  (Isla de Pascua), Stonhenge (Inglaterra), entre otros.

Destacado: Una de las proezas arquitectónicas es un muro de 900 metros de largo y hasta 14 de alto que ha resistido el paso de los años, demostrando un elevado conocimiento técnico y de ingeniería, pues no hay presencia de mortero o masa de unión en las juntas.

Aunque hay varias teorías de cómo traían los bloques - el basalto se conseguía a kilómetros de distancia –, ninguna ha podido elucidar el problema. Expertos aseguran que se usaron balsas de cocoteros o bambús para su transporte, pero esa posibilidad se descartó, pues a través de experimentos de demostró que éstas se hundían al cargar apenas una tonelada. En cuanto a cómo los disponían los unos sobre los otros, los científicos aún se lo preguntan. Pero lo que los estudios no pueden comprobar, sí lo pueden las leyendas.

Se dice que esta antigua ciudad, que resguarda varios secretos y tumbas, sería apenas la entrada a una metrópoli más grande y sumergida: Kanimeiso, también conocida como “la ciudad de nadie”. Por esta razón, cuenta uno de los mitos que los constructores de Nan Madol, dos magos gemelos llamados Olisihpa y Olosohpa - mucho más altos que cualquier ponapeño -, escogieron esa ubicación específica para fundar su santuario. Es más, según la leyenda, las estructuras megalíticas se edificaron gracias a la magia de los hermanos, con levitación, y los canales fueron abiertos por el fuego de un dragón volador. Se estima que esto pasó entre 500 D.C. y 1500 D.C.

 

Destacado: Pese a los cuentos, no se sabe a ciencia cierta cuándo se fundó, quién lo hizo, cómo la erigieron, con qué propósito ni por qué se abandonó de repente, pues hay construcciones que no fueron terminadas.

Respecto a la ciudad sumergida, en varias expediciones de buceadores japoneses y australianos se reporta el avistamiento de columnas verticales, calles, monolitos y más, cubiertos de coral y de un estilo muy diferente a Nan Madol. Es más, se narra que ahí se encontraron diferentes tesoros como esmeraldas, perlas y metales como el platino. Este último sería el material de los sarcófagos descubiertos al fondo del océano y, aunque eso no está comprobado, sí es un hecho que entre las dos guerras mundiales, los nipones exportaban platino de Phonpei, pese a que en la isla no hay yacimientos del metal.

Allá, el secreto es sagrado así como las tierras. Razón por la cual poco se sabe y poco se ha podido investigar. Se dice que una maldición caerá sobre aquel que infrinja la ley. En una historia más reciente, se dice que en 1907, cuando los alemanes regían la isla, el gobernador Victor Berg obvió toda advertencia y abrió una de las tumbas selladas de los antiguos creadores. Ahí, encontró los restos de gigantes de dos a tres metros de altura, algo que coincide con los mitos y que fue luego corroborado por los japoneses, en 1928, quiénes aseguran también haber hallado huesos de gran tamaño. Sin embargo, al día siguiente, Berg murió por causas desconocidas, aunque se lo adjudican a la deshidratación e insolación.

Al fin y al cabo, Nan Madol es una “obra maestra significativa a nivel mundial por su genio creativo”, según la UNESCO y fue declarado patrimonio de la humanidad en 2016Es un lugar en donde las leyendas se mezclan con los hechos históricos y el misterio se esconde entre las hojas y canales que la invaden.

*** Conozca más detalles de la misteriosa ciudad en la revista digital de Amarilo. Descárguela y tenga contenido de interés a la mano ***

Categoria: 

Añadir nuevo comentario